Twitter nos da malas noticias

Los tiempos son difíciles en Twitter. Después de sufrir el mayor ciberataque de su historia y de revelar que se enfrentaba a una multa de 250 millones de dólares de la FTC por el uso indebido de datos privados, la red social reveló hoy que una importante brecha en la seguridad de Android podría haber permitido a los hackers acceder a los mensajes de los usuarios.

Twitter quiere tranquilizarte sobre esta brecha de seguridad.

Esta vulnerabilidad en la aplicación Android de Twitter podría haber tenido graves consecuencias. Al explotarla, las personas malintencionadas podrían haber accedido fácilmente a los mensajes privados de los usuarios eludiendo los permisos del sistema operativo, a través de otra aplicación maliciosa instalada en el mismo dispositivo. Sin embargo, cabe señalar que sólo los dispositivos con Android OS 8 y 9 se habrían visto afectados.

Sin embargo, Twitter pretende ser tranquilizador. En primer lugar, la red social indica que no hay signos de explotación de esta laguna en este momento. Además, como medida preventiva, el pájaro azul ha lanzado un parche para su aplicación para corregir esta vulnerabilidad. Por consiguiente, se recomienda encarecidamente a los usuarios que actualicen su aplicación lo antes posible. En su blog, Twitter explica :

«Estimamos que el 96% de los usuarios de Twitter para Android ya han instalado un parche de seguridad para Android que los protege contra esta vulnerabilidad. Para el 4% restante, esta falla podría permitir a un hacker, a través de una aplicación maliciosa instalada en su dispositivo, acceder a datos privados de Twitter en su dispositivo (como los mensajes privados), pasando por alto los permisos del sistema Android que protegen estos datos».

¿Una vulnerabilidad sin consecuencias?

Esta falla de seguridad podría haber tenido consecuencias desastrosas. Al acceder a los mensajes privados de los usuarios, los hackers podrían haber recogido mucha información privada valiosa, dejando espacio para una gran fuga de datos. Afortunadamente, el problema parece haber sido atrapado a tiempo por la red social y no hay que lamentar ninguna consecuencia hoy en día.

No obstante, se trata de un nuevo golpe para la red social, que hace unos días ya estimó que el hackeo masivo que se produjo en julio podría tener un impacto significativo en su capacidad para desarrollar su base de usuarios, pero también en su reputación con los anunciantes. El anuncio de este nuevo fallo de seguridad, aunque esté bajo control, no augura nada bueno para la red social, que sigue acumulando puntos malos en materia de ciberseguridad.

También te puede interesar: