En definición, el voto electrónico es un sistema de votación que utiliza métodos electrónicos para contar y registrar los votos. Algunos sistemas de votación electrónica utilizan papeletas físicas que luego se cuentan electrónicamente, y otros reemplazan esos votos físicos por máquinas de votación electrónicas. En algunos casos, los votantes pueden incluso emitir su voto a través de Internet.

¿Cómo funciona y en que consiste el voto electrónico?

El voto electrónico funciona de manera muy parecida a la votación de toda la vida, pero por lo general es más fácil para el votante y menos intensivo en mano de obra para el gobierno de turno. Los votantes llenan papeletas que son escaneadas y contadas electrónicamente, o emiten sus votos interactuando con una máquina de votación a través de una pantalla táctil o controles físicos.

Dado que no hay papeletas para contar manualmente, se necesitan menos trabajadores electorales y se necesita menos tiempo para finalizar los resultados de una elección. Uno de los pocos paises en los que se usa el voto es Estados Unidos, veamos como funciona allí.

Sistemas de Votación Electrónica en los Estados Unidos

Votar en los Estados Unidos es un tema extremadamente complejo, porque se maneja a nivel estatal y local. Algunas áreas todavía utilizan papeletas de papel que se cuentan a mano, pero la mayoría utiliza algún tipo de asistencia electrónica para el recuento y la emisión de las papeletas.

Algunos de estos sistemas de votación electrónica tienen un rastro de papel como protección contra la manipulación, y otros no. Algunos sistemas también transmiten los datos de votación a través de Internet de alguna manera, mientras que otros dependen de los trabajadores electorales y voluntarios para transportar físicamente las máquinas de votación, y los datos que contienen, una vez que la votación se ha cerrado.

Estos son los principales tipos de sistemas de votación electrónica que se utilizan, o se han utilizado en el pasado, en los Estados Unidos:

  • Sistemas de Votación con Escáner Óptico. Estos sistemas utilizan papeletas de papel físicas, que el votante marca de alguna manera. Las papeletas son escaneadas y contadas electrónicamente, pero queda un registro físico de cada voto.
  • Sistemas Electrónicos de Registro Directo. Estos sistemas permiten al votante registrar su voto interactuando con una pantalla táctil, pulsando una serie de botones o girando un dial. Puede haber o no registro físico del voto dependiendo de la máquina específica.
  • Sistemas de Votación por Internet. Estos sistemas cuentan y transmiten los votos a través de conexiones seguras de Internet. El voto en sí puede ser colocado en cualquier ordenador conectada a Internet, o restringido a las máquinas de votación que se encuentran en los centros de votación oficiales.
  • Secure Electronic Registration and Voting Experiment. Este fue un sistema que permitió a los expatriados estadounidenses y al personal militar registrarse y votar a través de Internet. Se interrumpió por motivos de seguridad.

¿Qué son los sistemas de votación electrónica con exploración óptica?

Estos sistemas han existido durante más tiempo que cualquier otro tipo de votación electrónica, y se basan en la misma tecnología básica que se encuentra más comúnmente en las pruebas estandarizadas. El votante típicamente llenará una burbuja, un cuadrado o una flecha para indicar su preferencia por un candidato o una medida.

Los sistemas de votación por escáner óptico son bastante comunes, porque llenar este tipo de papeletas no es más difícil que llenar una papeleta tradicional, pero son mucho más fáciles de contar. En lugar de requerir que los trabajadores electorales y los voluntarios cuenten manualmente cada voto, las papeletas se pasan a través de escáneres ópticos.

Algunos centros de votación permiten que cada votante escanee su propia papeleta antes de salir del centro de votación, mientras que otros requieren que los votantes coloquen sus boletas en un contenedor seguro. Este contenedor se transporta posteriormente a un lugar central donde los trabajadores electorales escanean las papeletas.

En caso de mal funcionamiento del hardware, o sospecha de manipulación, las papeletas de papel están disponibles para el recuento manual o electrónico.

¿Qué son los sistemas de votación electrónica de registro directo?

Cuando la mayoría de la gente piensa en el voto electrónico, estos son los sistemas en los que piensan. A diferencia de los sistemas de lectura óptica, las máquinas de votación de este tipo no utilizan papeletas individuales. En su lugar, el votante interactúa con una máquina de votación a través de una pantalla táctil, controles de botones o un dial.

Dado que no hay ningún componente físico involucrado en este tipo de votación electrónica, algunos sistemas de este estilo carecen de un rastro de papel. Estos sistemas no proporcionan al votante ningún registro o confirmación de que sus votos fueron emitidos correctamente, y no hay manera de volver atrás y volver a contar.

Para ayudar a prevenir la manipulación, algunos sistemas están equipados con la capacidad de crear un registro físico de cada voto emitido. Estas máquinas de votación normalmente imprimen un recibo para cada votante, el cual pueden examinar para verificar que sus votos fueron contados correctamente.

El recibo se retiene normalmente dentro de la máquina de votación para propósitos de verificación y recuento.

¿Qué es votar por Internet?

Los sistemas de votación que hacen uso de Internet vienen en varias formas diferentes. En algunos casos, Internet se utiliza para transmitir los datos de los centros oficiales de votación a un servidor central, y en otros los votantes individuales pueden emitir sus votos desde cualquier ordenador conectado a Internet.

Algunos centros de votación tienen máquinas de votación que están conectadas a Internet, y utilizan Internet para transmitir los datos de la votación a una ubicación central para su almacenamiento y recuento oficial. Este tipo de votación es similar a la tradicional votación con máquinas, pero los resultados pueden estar disponibles más rápido ya que los trabajadores electorales no necesitan transportar físicamente las máquinas de votación para que los votos sean contados.

Los casos de votación por Internet que involucran a votantes individuales que emiten sus votos a distancia son menos comunes. Estos sistemas típicamente involucran a cada votante que utiliza una pieza de software propietaria, o plug-in del navegador, para establecer una conexión encriptada y emitir sus votos.

El voto por Internet está disponible en algunos países, como Estonia y Suiza, y ha sido probado en otros.

Estados Unidos puso en marcha un programa piloto llamado Votar por Internet para las elecciones de 2000, que permitió que menos de 100 personas de todo el país emitieran sus votos de forma segura a través de Internet a través de un complemento del navegador Netscape Navigator. Algunos estados también han permitido que la gente vote en las elecciones primarias a través de Internet.

¿Qué es el Experimento de Registro Electrónico Seguro y Votación?

Tras el éxito del programa VOI durante las elecciones de 2000, los Estados Unidos instituyeron una segunda prueba de votación por Internet. El Experimento de Registro Electrónico Seguro y Votación tenía por objeto permitir que unos 100.000 expatriados estadounidenses y personal militar extranjero pudieran votar en las elecciones de 2004 a través de Internet.

Antes de las elecciones de 2004, el Departamento de Defensa canceló el programa por motivos de seguridad. Se plantearon cuestiones potenciales de anonimato y vulnerabilidad a la piratería informática, y el programa se dejó de lado hasta que estos problemas pudieran abordarse de manera suficiente.

¿Cuáles son las ventajas del voto electrónico?

Las principales ventajas de la votación electrónica, en comparación con las papeletas tradicionales, vienen en forma de mayor eficiencia y menor costo. Se necesitan menos trabajadores electorales y menos voluntarios, ya que no es necesario contar las papeletas manualmente. Tampoco hay necesidad de imprimir papeletas físicas, lo que representa un ahorro de costes.

En algunos casos, las máquinas de votación electrónica también son más fáciles de usar. Este no es el caso de todos los sistemas de votación electrónica, pero son típicamente más fáciles de entender y usar sin tener que votar accidentalmente por demasiados candidatos, ningún candidato o el candidato equivocado, según la Universidad estadounidense de Stanford.

Los sistemas de votación con máquinas también son más fáciles de adaptar para su uso por parte de los ciegos o las personas con discapacidad visual, y de los votantes con movilidad o fuerza limitadas. A diferencia de las papeletas de papel, los sistemas de votación mediante máquinas pueden equiparse con audífonos para los discapacitados visuales y tecnologías de asistencia como pedales y controles de sorbo e inhalación para las personas que no pueden usar los controles estándar.

Según la Electronic Frontier Foundation, incluso las máquinas de votación con escáner óptico pueden equiparse con estas tecnologías de asistencia.

¿Existe alguna desventaja en la votación electrónica?

La falta de papeletas físicas puede ser vista como una ventaja o desventaja de los sistemas con máquinas de voto electrónico.

La confianza de los votantes se resiente cuando no hay rastro de papel, ya que resulta difícil saber si los votos almacenados electrónicamente han sido manipulados. Según el Centro Brennan para la Justicia de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, sin un rastro de papel, los votos pueden perderse o cambiarse sin que el votante se dé cuenta.

El otro problema con los sistemas de voto electrónico que carecen de un rastro de papel es que los votantes no tienen manera de verificar que sus votos fueron registrados correctamente. Por ejemplo, si una máquina está mal calibrada y la entrada de la pantalla táctil no funciona correctamente, teóricamente podría registrar los votos del candidato equivocado y el votante no se daría cuenta de ello.

Con el fin de abordar los problemas de confianza de los votantes y las preocupaciones de fraude potencial, algunos sistemas electrónicos tienen la capacidad de imprimir un recibo y mantener un registro físico de todos los votos. Esto permite que el votante vea que su voto fue registrado correctamente, y también puede crear un registro físico para propósitos de verificación o recuento posterior.

El problema con la impresión de los registros de votación es que, al igual que las boletas de papel tradicionales, no son invulnerables a la manipulación. De la misma manera que los registros de votación electrónica son vulnerables a la piratería informática, las papeletas físicas han sufrido alteraciones, como el relleno de papeletas, desde que existen las elecciones.

Por Favor evalua el artículo

A %d blogueros les gusta esto: