MIT desarrolló un dedo robótico capaz de detectar elementos enterrados

MIT desarrolló un dedo robótico capaz de detectar elementos enterrados

MIT desarrolló un dedo robótico capaz de detectar elementos enterrados

Los investigadores del MIT han desarrollado un nuevo dedo robótico delgado diseñado para detectar elementos enterrados. La tecnología utiliza sensores táctiles para identificar objetos subterráneos, y los investigadores creen que algún día podría usarse para ayudar a desarmar minas terrestres e inspeccionar cables enterrados. Los investigadores dicen que identificar elementos enterrados en material granular como arena es muy difícil.

Identificando objetos en El material granular con un robot requiere dedos lo suficientemente delgados para penetrar en la arena, lo suficientemente móviles para moverse fuera del material que está buscando y lo suficientemente sensibles como para sentir la forma detallada del objeto enterrado. El dedo robótico de punta afilada desarrollado por MIT está equipado con detección táctil que le permite identificar objetos enterrados y se llama Digger Finger.

En las pruebas, Digger Finger puede excavar a través de material granular como arena o arroz y detectar correctamente la forma de los objetos enterrados dentro del material. Intentar identificar objetos enterrados dentro de un material granular como arena, grava y otros tipos de partículas sueltas no es un desafío nuevo. Los investigadores han utilizado tecnología como el radar de penetración en el suelo o vibraciones ultrasónicas para detectar objetos enterrados debajo de material granular en el pasado.

Esas técnicas proporcionan una visión borrosa de los objetos sumergidos, lo que dificulta la diferenciación de materiales, como diferenciar entre roca y hueso. El equipo tuvo que diseñar el dedo robótico para que fuera delgado y de punta afilada. En trabajos anteriores, el equipo había utilizado un sensor hecho de un gel transparente cubierto con una membrana reflectante que podría deformarse cuando se presionan objetos contra él llamado GelSight. Detrás de la membrana había diferentes colores de luces LED y una cámara.

La luz brilla a través del gel y sobre la membrana mientras la cámara recoge el patrón de reflexión de la membrana. Luego, los algoritmos de visión por computadora se extraen a través de la forma del área de contacto donde el dedo suave toca el objeto. El dispositivo era muy bueno para el tacto artificial, pero era muy voluminoso. El sensor GelSight se modificó en las últimas investigaciones cambiando su forma a un cilindro delgado con una punta biselada.

Luego quitaron dos tercios de las luces LED basándose en una combinación de LED azules y pintura fluorescente de colores para ahorrar complejidad y espacio. El resultado fue el sensor Digger Finger altamente funcional y capaz. Actualmente, los investigadores están explorando nuevos movimientos para optimizar la capacidad del Digger Finger para navegar por varios medios.

0 0 votes
Puntuación de la entrada
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
A %d blogueros les gusta esto: