Prueba estos consejos para arreglar un ratón roto

Todos hemos pasado por eso. Te sientas ante el ordenador, listo para realizar alguna tarea y el ratón no funciona. Tal vez el cursor del ratón no es tan fluido como antes y salta por toda la pantalla. O, tal vez la luz en la parte inferior está apagada y no funciona en absoluto. Puedes solucionar la mayoría de los problemas del ratón con relativa facilidad.

Causas de que un ratón no funcione

Puede haber muchos problemas detrás de un ratón que de repente deja de funcionar. Cualquiera de estos podría ser la causa:

  • Pérdida de energía o de conexión.
  • Interferencia entre el ratón y la superficie de trabajo.
  • Software obsoleto.

Cómo arreglar un ratón que no funciona

Dado que hay varios factores que pueden estar en la raíz de un ratón que no funciona correctamente, la solución del problema es la mejor manera de hacer que funcione una vez más. Aquí están algunas de las mejores cosas para probar:

  1. cómo arreglar un ratón de ordenador. Cámbialas por un juego nuevo, especialmente si todavía estás usando las pilas que vienen con el dispositivo al comprarlo. Considera el uso de baterías recargables. Asimismo, asegúrate de que las baterías estén correctamente instaladas. A veces, cerrar la tapa de la base antes de que la batería rebote puede ser complicado.
  2. Limpia el ratón. Si el puntero se mueve con movimientos bruscos o responde menos de lo habitual, limpia el ratón para ver si mejora el rendimiento. El mantenimiento regular del ratón es algo que deberías hacer de todos modos. Es fácil limpiar un ratón inalámbrico o un ratón con cable con un rollerball con pocas instrucciones.
  3. Prueba con otro puerto USB. Es posible que haya un problema con el que estás usando, así que desenchufa el ratón o el receptor y prueba con un puerto USB alternativo. La mayoría de los ordenadores de sobremesa tienen puertos en la parte delantera y trasera del ordenador, así que pruébalos todos antes de saltar a un paso diferente.
  4. Conecta el ratón directamente al puerto USB. Si utilizas un lector de tarjetas múltiples o un concentrador USB externo, es posible que haya un problema con ese dispositivo en lugar del ratón o el puerto USB. Conecta el ratón directamente al ordenador para ver si el problema se soluciona.
  5. Usa el ratón en una superficie apropiada. Algunos ratones pueden ser usados en (casi) cualquier tipo de superficie. Muchos no pueden. Debes conocer las limitaciones de su dispositivo y asegúrese de que está trabajando en la superficie correcta. Esto puede significar que necesitas una alfombrilla de ratón, especialmente si estás usando un ratón antiguo. Algunos ratones ópticos, por ejemplo, no pueden seguir el movimiento en superficies brillantes o con colores muy oscuros o muy claros.
  6. Actualiza el controlador o driver. Consulta el sitio web del fabricante para obtener las actualizaciones de controladores disponibles o utiliza una herramienta automatizada como una de estas herramientas de actualización de controladores. Si tu ratón no hace algo que el fabricante prometió que haría (se me ocurre el desplazamiento de lado a lado), visita su sitio web para ver si se necesita un controlador. Estos archivos suelen ser gratuitos.
  7. Si estás utilizando un ratón Bluetooth, asegúrate de que ha sido emparejado correctamente. Con el proceso correcto, aprender a emparejar un ratón Bluetooth es muy sencillo. No es raro que los dispositivos Bluetooth «pierdan» su estado de emparejamiento, o que sean olvidados por el ordenador si se empareja con un ratón Bluetooth diferente.
  8. Reasignar botones. Si los botones del ratón han sido intercambiados, como en el botón izquierdo realiza una función de click con el botón derecho y el botón derecho hace un click con el botón izquierdo cuando se presiona, hay un problema con el controlador o un problema con el software. Si ya has instalado el controlador correcto, comprueba el applet del ratón en el Panel de control para ver si los botones del ratón han sido cambiados.

También te puede interesar:

Por Favor evalua el artículo