La Universidad de Arizona está construyendo espejos para el Telescopio Gigante de Magallanes

La Universidad de Arizona está construyendo espejos para el Telescopio Gigante de Magallanes

La Universidad de Arizona está construyendo espejos para el Telescopio Gigante de Magallanes

Investigadores de la Universidad de Arizona están trabajando en espejos masivos que facilitarán que los telescopios miren profundamente en el espacio. El espejo en el que está trabajando la Universidad se utilizará en el Telescopio Gigante de Magallanes (GMT) que se está construyendo en Chile. A pesar de ser un telescopio terrestre, gracias en parte a los nuevos espejos, el GMT verá los cielos con mayor claridad y verá más profundamente en el cosmos que el telescopio espacial Hubble.

Los científicos use el GMT para aprender más sobre la gran cantidad de galaxias esparcidas por todo el universo y busque planetas similares a la Tierra. Uno de los principales objetivos será buscar planetas que potencialmente puedan albergar vida. El Laboratorio de Espejos de la Universidad de Arizona está construyendo actualmente los siete espejos masivos para ayudar al GMT a enfocar la luz de estrellas distantes.

Actualmente, el laboratorio está trabajando en el sexto de siete espejos y está colocando trozos de vidrio súper puro en una cuadrícula de panal. Una vez que el vidrio se coloca en la rejilla, se coloca una tapa en la cámara, convirtiéndola en un horno masivo capaz de calentar y girar el vidrio. La fuerza centrífuga forma una curva. Luego, ese vidrio se enfría y se endurece en una forma casi perfecta para usar en el telescopio. Todo el proceso dura unos cuatro meses.

Si bien la construcción del espejo lleva meses, el proceso de pulir el espejo a una curva perfecta dentro de una millonésima de pulgada lleva incluso más tiempo. Si el espejo no es increíblemente liso y está perfectamente curvado, afectará la capacidad del telescopio para mirar hacia el cielo.

Si bien la Universidad está trabajando en el sexto de los siete espejos requeridos, aún puede pasar casi una década antes de que el GMT esté listo para comenzar las observaciones. Los científicos están anticipando ese día, ya que les permitirá aprender más sobre los exoplanetas y el universo en general.

0 0 votes
Puntuación de la entrada
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
A %d blogueros les gusta esto: