Desde 2018, Nokia ha estado pensando en una forma objetivamente factible de llevar la conectividad LTE a nuestro satélite: la luna.

Ahora que la NASA también ha aprobado la hipótesis, ha decidido desembolsar una cantidad de 14,1 millones de dólares para aportar una financiación sustancial al proyecto.

Nokia

Nokia ya ha proporcionado mucha información a lo largo del tiempo sobre cómo construir la red de comunicaciones en la Luna. El interés de la NASA va en la misma dirección que la empresa finlandesa, ¡el objetivo es común! La agencia espacial estadounidense quiere que las misiones de investigación en la superficie lunar sean más eficaces, y mejorar y acelerar las comunicaciones es una forma eficaz de hacerlo.

Por tanto, a la NASA le gustaría que el compromiso se materializara de forma que se pudiera aprovechar la red para intercambiar información del punto A al punto B, y viceversa, en la Luna. Ejemplos concretos pueden ser el intercambio de información entre módulos de aterrizaje, rovers y, en el futuro, incluso astronautas que permanecerán en el suelo lunar durante más tiempo.

Sin duda, será una misión difícil que durará muchos años. Por otro lado, las naves espaciales no fueron diseñadas para transportar materiales o cargas más allá de aquellas para las que fueron diseñadas pero, para tener éxito en este proyecto, es necesario pasar necesariamente por la investigación y el desarrollo en primera instancia. Y la contribución de la NASA es ciertamente una pieza más.

También te puede interesar: