Investigadores descubren grandes galaxias que extraen gas productor de estrellas de galaxias cercanas más pequeñas

Investigadores descubren grandes galaxias que extraen gas productor de estrellas de galaxias cercanas más pequeñas

Un equipo de astrónomos publicaron una nueva investigación esta semana, descubriendo que las pequeñas galaxias satélites contienen menos gas molecular en sus centros. El equipo dice que se sabe que las grandes galaxias eliminan el gas que ocupa el espacio entre las estrellas de las galaxias satélite más pequeñas. Ahora saben que las galaxias más grandes pueden eliminar el gas molecular del centro de las galaxias más pequeñas, que es el tipo de gas que necesitan las galaxias más pequeñas para crear nuevas estrellas.

El autor principal del nueva investigación es el Dr. Adam Stevens, un astrofísico de la Universidad de Washington que trabaja para el Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía. Stevens dice que el estudio proporciona a los científicos nueva evidencia sistémica de que las galaxias pequeñas en todas partes pierden algo de gas molecular cuando se acercan a una galaxia más grande y al halo de gas caliente más grande que rodea a esa galaxia masiva. La adquisición continua de gas es la forma en que las galaxias crecen y pueden formar nuevas estrellas.

Sin suministro de gas, las galaxias se estancan. Si bien los investigadores saben desde hace mucho tiempo que las galaxias grandes pueden extraer gas atómico de las afueras de las galaxias pequeñas, esta es la primera vez que han podido probar con gas molecular con el mismo detalle. Las galaxias no suelen vivir solas. Suelen tener otras galaxias a su alrededor. Cuando una galaxia se mueve a través del medio intergaláctico caliente o un halo de galaxia más grande, se elimina algo de gas frío de esa galaxia.

Los científicos dicen que este es un proceso de acción rápida conocido como extracción por presión de ariete. La investigación involucró una colaboración global de científicos con miembros del equipo provenientes de la Universidad de Maryland, el Instituto Max Planck de Astronomía, la Universidad de Heidelberg, el Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica, la Universidad de Bolonia y el Instituto de Tecnología de Massachusetts. El equipo señala que el gas molecular es muy difícil de detectar directamente.

Para el estudio, el equipo utilizó una simulación cosmológica de última generación. Hizo predicciones directas sobre la cantidad de gas atómico y molecular que debería observarse mediante sondeos específicos a través del telescopio de Arecibo en Puerto Rico y del telescopio de 30 metros del IRAM en España. A continuación, se tomaron observaciones reales desde los telescopios y se compararon con las predicciones originales. El equipo dice que estaban muy cerca..

Si quieres seguir las últimas noticias sobre ciencia síguenos en Enredándote.

0 0 votes
Puntuación de la entrada
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
A %d blogueros les gusta esto: