En la Antártida, un glaciar está a punto de colapsar y hacer que el agua suba 3 metros

La Antártida es una especie de barómetro del clima del planeta: si el hielo se derrite demasiado rápido, las consecuencias en el resto del mundo podrían ser catastróficas. Y precisamente, un glaciar antártico es de gran preocupación para la comunidad científica. De hecho, está al borde del colapso, provocando un aumento catastrófico en el nivel del agua.

En el extremo sur del planeta, el glaciar Pine Island es de gran preocupación para la comunidad científica. Es uno de los glaciares más importantes de la Antártida, drenando un área del oeste del continente que es tres veces el tamaño del Reino Unido. Actualmente, se está derritiendo demasiado rápido. Por ejemplo, en febrero de 2020, perdió un iceberg del tamaño de la isla de Malta. Y puede imaginarse, esto puede tener consecuencias catastróficas en el resto del planeta.

Punto de no retorno

En esta región de la Antártida, dos glaciares son responsables de alrededor del 10% del aumento del nivel del mar, pero en este momento la situación es aún peor de lo habitual. De hecho, los investigadores creen que la región pronto alcanzará un punto sin retorno que conduciría al colapso de toda la capa de hielo occidental del continente. Y, por supuesto, eso haría que los niveles de los océanos subieran peligrosamente.

Glaciólogos de la Universidad de Northumbria (Reino Unido) estudiaron con mayor profundidad el glaciar Pine Island y descubrieron tres puntos de no retorno, el más importante de los cuales es provocado por el aumento de la temperatura del océano de 1,2 grados. Tal aumento podría conducir a un retroceso irreversible del glaciar.

“Nuestro estudio es el primero en confirmar que el glaciar Pine Island puede cruzar umbrales críticos”, dijo uno de los investigadores, Sebastian Rosier, en un comunicado de la Universidad de Northumbria. “Si bien muchas simulaciones mostraron períodos de declive sin poder asimilarlos a un punto de inflexión, nuestra metodología permite identificar estos umbrales”.

Los elementos se desatan

Según el equipo de investigación, muchos elementos llevaron a tal situación. Evidentemente existe el calentamiento global de aguas profundas pero sobre todo una variación en la configuración de los vientos del Mar de Amundsen exponiendo los glaciares a aguas mucho más cálidas de lo habitual. Resultado: la situación del glaciar Pine Island podría desembocar en este famoso punto sin retorno.

Este estudio representa un avance importante en nuestra comprensión de la dinámica del hielo antártico y estoy encantado de que finalmente pudiéramos brindar respuestas firmes a esta importante pregunta. Pero nuestros resultados también me preocupan. Si el glaciar entrara en un retroceso inestable e irreversible, el impacto sobre el nivel del mar podría medirse en metros y una vez que comience el retroceso podría ser imposible detenerlo.

Hilmar Gudmundsson, glaciólogo.