La solución está en la fuerza de la señal

El rendimiento de una red doméstica Wi-Fi depende de la intensidad de la señal del router inalámbrico, punto de acceso inalámbrico o estación base.

Cuando un cliente inalámbrico está fuera del alcance de la señal de la estación base, la conexión de red falla. Los clientes situados cerca del límite del alcance de la red probablemente experimenten caídas intermitentes de las conexiones. Incluso cuando un cliente inalámbrico está dentro del alcance, el rendimiento de su red puede verse afectado negativamente por la distancia, las obstrucciones o las interferencias.

¿Cuál es la mejor ubicación para routers inalámbricos?

Para posicionar tu equipo inalámbrico para un rendimiento óptimo de la red, sigue estos consejos.

  • No te conformes prematuramente con una ubicación para el punto de acceso inalámbrico o el router. Intenta colocar el dispositivo en varios lugares para ver donde puede funcionar mejor. Aunque las pruebas y errores no sean la forma más científica de encontrar un buen lugar para tu equipo, a menudo es la única forma práctica de asegurar el mejor rendimiento Wi-Fi posible.
  • Instala el punto de acceso inalámbrico o el router en una ubicación central. Si sólo tienes un dispositivo inalámbrico, lo mejor es instalar la estación base cerca de este cliente. Para múltiples clientes inalámbricos, debes encontrar otra buena posición. Los clientes que se encuentran lejos del router pueden obtener sólo entre el 10 y el 50 por ciento del ancho de banda de la red que reciben los clientes que se encuentran cerca de él. Es posible que tengas que sacrificar el rendimiento de red de un cliente por el bien de los demás.
  • Evita las obstrucciones físicas. Cualquier barrera a lo largo de la línea de visión entre el cliente y la estación base degrada la señal de radio Wi-Fi. Las paredes de yeso o ladrillo tienden a tener el impacto más negativo, pero cualquier obstrucción, incluyendo armarios y muebles, debilita la señal hasta cierto punto. Las obstrucciones tienden a estar más cerca del nivel del suelo, por lo que instalar el router en la parte superior de una pared puede mejorar la señal.
  • Evita las superficies reflectantes. Algunas señales Wi-Fi rebotan en ventanas, espejos, archivadores metálicos y mostradores de acero inoxidable, lo que reduce el alcance y el rendimiento de la red.
  • Evita instalar el router cerca de aparatos que envíen señales inalámbricas. Mantén el router a una distancia de al menos 1 metro de cualquier cosa que envíe señales inalámbricas en el mismo rango de frecuencia. Tales aparatos incluyen hornos microondas, teléfonos inalámbricos, monitores para bebés y equipos de automatización para el hogar. Los aparatos que transmiten en la gama de frecuencias de 2,4 GHz tienen más probabilidades de generar interferencias Wi-Fi.
  • Asimismo, instala el router lejos de equipos eléctricos que también generen interferencias. Evita los ventiladores eléctricos, otros motores y la iluminación fluorescente.
  • Ajusta las antenas del router para mejorar el rendimiento si la mejor ubicación que encuentra es sólo marginalmente aceptable. Las antenas de los puntos de acceso inalámbricos y los enrutadores generalmente se pueden girar o reposicionar para ajustar con precisión una señal Wi-Fi. Sigue las recomendaciones específicas del fabricante para obtener los mejores resultados.

Otras formas de aumentar el alcance de la señal Wi-Fi

Si aún así no puedes encontrar una ubicación adecuada para su equipo inalámbrico, tienes alternativas. Puede, por ejemplo, actualizar la antena de la estación base. También puedes instalar un repetidor Wi-Fi (a menudo llamado extensor de alcance o amplificador de señal). En casos extremos, es posible que necesites agregar un segundo enrutador o punto de acceso para ampliar el alcance de su red. Estas son sólo algunas de las formas en las que puedes ampliar el alcance de tu red Wi-Fi.

También te puede interesar:

Por Favor evalua el artículo