El AMD Ryzen 7 4700G no necesita una GPU dedicada para tirar de algunos títulos AAA

¿Te impresionó el rendimiento de la iGPU de los futuros procesadores Intel Tiger Lake de la 11ª Generación mientras jugabas a Battlefield V? Seguramente esta demostración de Doom Ethernal, Death Stranding, Assassin’s Creed Odyssey y GTA V corriendo en la GPU integrada en el Ryzen 7 4700G a resolución FullHD hará que tus ojos salten.

No sólo los títulos de eSport se ejecutan discretamente en PCs que no tienen una tarjeta gráfica dedicada, sino que gracias al creciente poder de las iGPU, incluso los títulos AAA están empezando a aparecer con aceptables framerates. Es en junio la noticia de una nueva CPU Intel Tiger Lake mostrada en Battlefield V, esta vez le toca al Equipo Rojo mostrar sus músculos.

Ryzen 7 4700G

En un video publicado en el canal de YouTube de Tech Epiphany Benchmarks podemos ver en acción a un APU AMD Ryzen 7 4700G luchando con Doom Ethernal, el último capítulo de la saga puesto de moda por id Software. No sólo la GPU integrada Vega 8 puede ejecutar el juego a una resolución de 1080p, sino que es capaz de mantener los fotogramas lo suficientemente altos para una iGPU.

El juego, ejecutado con casi todos los detalles configurados en «High», logra mantener una velocidad de cuadro que varía entre 42 y 47 fps, con más de 37 fps cuando se trata de un combate cuerpo a cuerpo, donde los modelos 3D de los enemigos se cargan a mayor resolución. Un resultado sorprendente que muestra tanto la optimización para la plataforma de PC del título en cuestión, como la potencia de la GPU integrada de AMD que seguramente satisfará a los jugadores con un presupuesto ajustado.

Otros videos que muestran al mismo APU en acción con Death Stranding, Assassin’s Creed Odyssey y GTA V fueron agregados más tarde a la lista de reproducción. En el título de Kojima Productions la iGPU consigue mantener los fotogramas a un número superior a 30 por segundo en 1080p mientras que alcanza los 60 fps con la resolución bajada a 720p pero los detalles dejados en «Alta».

Hasta hace algún tiempo habría sido impensable lograr tales resultados sin la ayuda de una GPU dedicada, aunque sólo fuera de gama baja, y ahora se pueden ejecutar títulos de triple A con un número de fotogramas por segundo comparable al de algunas consolas.

También te puede interesar: