Riesgos a tener en cuenta a la hora de invertir con Criptomonedas

Precios fluctuantes, falta de protección al consumidor y una interminable cantidad de bandas estafadoras. Para los inversores novatos, el mercado de las Criptomonedas está lleno de riesgos.

Pero no tiene por qué ser así. Dedica algún tiempo a educarte y podrás disminuir significativamente las posibilidades de que algo salga mal.

Estos son los principales riesgos que debes tener en cuenta antes de invertir en Criptomonedas.

Intangible,  sin seguro

El verdadero milagro de las criptomonedas basadas en cadenas de bloques, como el bitcoin, es que la cuestión del doble cómputo se resuelve sin ningún intermediario, como un banco o un banquero. Esta característica conseguida por la noción de singularidad digital, donde solo puede haber una instancia de un activo, es importante y una de las principales razones por las que esta clase de activos ha florecido. Sin embargo, la naturaleza intangible e ilíquida de las criptomonedas, dificulta su convertibilidad y asegurabilidad. De hecho, a pesar de los informes sobre el creciente interés de las aseguradoras en el segmento, la mayoría de los criptoactivos y compañías basadas en las criptomonedas están subasegurados o no son asegurables según los estándares actuales. No existe un «piso» de seguro de depósitos para esta clase de activos, lo que puede ayudar a ampliar el atractivo y la seguridad del inversor.

Volatilidad de los mercados

La fuerte disminución del valor de las Criptomonedas en 2018 está bien documentada. El índice MVIS CryptoCompare Index ha perdido el 80 por ciento de su valor desde enero. Eso es peor que la caída de las punto com (78%) en el año 2000.

Bitcoin -que llegó a su máximo el 16 de diciembre de 2017 con 20.089 dólares- apenas ha superado los 7.000 dólares desde abril de 2018. Es una historia similar en todos los demás criptomonedas o altcoins principales. Pero eso solo cuenta la mitad de la historia. La volatilidad en los mercados de criptografía siempre ha existido. Hemos visto muchos otras caídas similares antes:

  • 2011: El primer hackeo de Mt. Gox resultó en una pérdida del 95 por ciento.
  • 2013: Un posible problema bancario en Chipre eliminó el 52% del valor.
  • 2014: El segundo hackeo de Mt. Gox provocó una pérdida del 63%.

En última instancia, la compra de criptomonedas podría resultar en la pérdida de todo lo que has invertido en ellas. Nunca debes invertir más de lo que puedes permitirte perder.

Problemas de reglamentación

Las cuestiones regulatorias y legales son dos de los grandes obstáculos a los que se enfrentará el sector de la criptografía en 2018.
Debido a que la clase de activos es tan nueva, los gobiernos y los bancos aún no han creado una política fiscal coherente para ellos. Por lo tanto, siempre existe el riesgo de que su situación fiscal, las normas comerciales, o incluso la legalidad absoluta, pueda cambiar de la noche a la mañana.

Una vez más, estas incertidumbres significan que el dinero que has invertido en criptomonedas conlleva más riesgo que tu capital en clases de activos establecidos.

Longevidad

El número de criptomonedas en el planeta representa un riesgo para el inversor. Es imposible dar una cifra exacta, pero se cree que existen entre 1.600 y 2.000.

Y es increíblemente difícil saber cuál de esas monedas tiene un potencial realista, dominante y a largo plazo. Recuerda, todavía hay muy pocos ejemplos en el mundo real de la adopción de cadenas de bloques o blockchain y criptomonedas. El precio de las monedas se debe principalmente a la especulación.

Sin embargo, a pesar de la falta de adopción en el mundo real, todavía hay una cantidad considerable de capital invertido en altcoins. Según CoinMarketCap, 15 tienen una capitalización de mercado de más de 1.000 millones de dólares y 57 tienen una capitalización de mercado de más de 100 millones de dólares.

Incluso si has leído el documento técnico asociado a la criptomoneda a la que has invertido tu dinero y ha realizado una investigación debida exhaustiva, es posible que descubras que la moneda que has respaldado no vale nada y que el valor desciende a cero. Cuantas más monedas existan y compitan entre sí, mayor será el riesgo de que esto ocurra.

Protección del consumidor

A diferencia de los bancos tradicionales, las criptomonedas no tienen ninguna protección oficial o algún tipo de seguros.

Por ejemplo, mientras que la Corporación Federal de Seguros de Depósitos de EE.UU suscribe los ahorros de los depositantes por un valor de $250,000 cada uno, tanto en bancos como en agencias de seguros, los intercambios de criptomonedas no forman parte del programa. Si tu intercambio se vuelve insolvente, lo perderás todo.

Del mismo modo, los intercambios son pirateados con una frecuencia preocupante, lo que a menudo resulta en una pérdida considerable de dinero. El hecho de que obtengas o no un reembolso de tu patrimonio perdido depende enteramente del intercambio; al final estás a su antojo. Si algo similar sucediera en tu banco, o con tu tarjeta de crédito, te devolverían tu dinero rápidamente.
Para reducir el riesgo de perder tu dinero por un hacker, usa una billetera segura para mantener su criptografía a salvo.

Manipulación del mercado

Aunque nunca ha sido probado de manera concluyente, se asume ampliamente que el tráfico de información privilegiada, la colusión y la manipulación del mercado están muy extendidos en todo el sector de la criptomonedas.

De hecho, los expertos ahora creen que el enorme impulso de las criptomonedas en la segunda mitad de 2017 fue impulsado principalmente por un pequeño grupo de personas con vastos activos criptográficos trabajando en grupo.

Incluso en el día a día, hay muchas pruebas que apuntan a la manipulación. Las monedas suben decenas de puntos porcentuales en unas pocas horas, para volver a caer dramáticamente a sus niveles anteriores al día siguiente. Estos incidentes se conocen como esquemas de «bombeo y vertido» (pump and dump) y aprovechan el miedo de la gente a perder su dinero.

Vender walls, es decir acumular monedas a bajo precio antes de las noticias positivas, y fondos oscuros o comercio anónimo lejos de los ojos de las bolsas, son otras tácticas comunes de manipulación del mercado.

Debido a que el cripto está tan desregularizado, todos estos esquemas moralmente cuestionables son más difíciles de prevenir. No obstante, crean un riesgo considerable, especialmente para los inversores noveles que no están familiarizados con la mecánica de mercado subyacente. Si caes en una de las trampas bien colocadas de los manipuladores, podrías sufrir un golpe financiero considerable.

Salir de los mercados

Puede llegar un momento en el que desees vender tus activos de criptomonedas y mantener tu patrimonio en moneda fiduciaria en su lugar.

Desafortunadamente, las «rampas de salida» del mercado de criptografía son problemáticas para muchos inversores. Sí, la situación está mejorando, pero dista mucho de ser la ideal.

Hay algunos factores que contribuyen a la complejidad:

  • Muchos intercambios de criptomonedas sólo permiten la retirada en USD. Algunos también permiten GBP, EUR y JPY, pero la elección es mínima.
  • Los intercambios a menudo requieren retiros mínimos elevados, con retiros por dinero real.
  • Muchos de los intercambios que soportan retiros fiduciarios sólo aceptan unas pocas criptomonedas de gran difusión. Por ejemplo, Coinbase, una de las formas más populares de comprar criptomonedas, en Europa y Norteamérica, sólo soporta Bitcoin, Ether, Litecoin y Bitcoin Cash.
  • Con el fin de retirar el dinero fiduciario, por lo general, es necesario pasar por el proceso de verificación totalmente tedioso. Puede llevar meses.
  • Algunas bolsas han sido acusadas de retener fondos por razones vagas y poco explícitas. A veces puedes necesitar el trabajo de abogados para conseguirlo.

Entonces, ¿qué significa esto para ti?

En el mejor de los casos, podrías estar expuesto a múltiples tipos de cambio para retirar sus fondos en tu cuenta bancaria nacional (por ejemplo, IOTA > Bitcoin > USD > GBP), introduciendo así incertidumbre en el valor de tus activos y aumentando el riesgo. En el peor de los casos, es posible que tus activos criptográficos no estén disponibles cuando los necesites.

Estafas y robos con Criptomonedas

Desafortunadamente, las estafas en criptomonedas están muy extendidas. Para un nuevo inversor, es fácil ser engañado. Las estadísticas muestran que solo en el segundo trimestre de 2018 se perdieron más dex2 millones de dolares por estafas.

Las dos estafas más comunes son las falsas ICO y los robots de Twitter.

Los ICOs son la versión criptográfica de las OPIs del mercado de valores. Y al igual que una oferta pública inicial, requieren una diligencia debida considerable por parte de un posible inversor. Lamentablemente, muchas personas no realizan la suficiente investigación. Los estafadores suelen actuar rápidamente. Crean alboroto en torno a una oferta pública inicial falsa, pero una vez que transfieres tu dinero en efectivo, nunca más volverás a saber de ellos.

Los robots de Twitter están diseñados para que parezcan cuentas oficiales. Normalmente prometen pagarte una cantidad fija de una moneda en particular en unos pocos días a cambio de un pequeño depósito al principio. Es importante que evites a toda costa todas esas posibles estafas y sobretodo investigar, investigar e investigar antes de invertir en cualquier criptomoneda.

Incluso con la encriptación para proteger las transacciones en criptomonedas ha habido hacks que han resultado en pérdidas sustanciales. Este es otro de los riesgos de usar criptomonedas.

Las contraseñas pueden ser robadas o pirateadas. El hardware puede estar dañado. Otros con los que puedes hacer negocios podrían no poner toda la importancia en seguridad como deberían hacerlo. Esto podría resultar en pérdidas de tu criptomonedas durante una transacción. Hay varias formas en las que los ladrones pueden acceder a tu moneda digital. Como resultado, aumentas los riesgos de usar criptomonedas.

Es evidente que, como nueva forma de moneda, todavía tiene algunos inconvenientes por resolver. Sin embargo, es posible minimizar algunos de los riesgos de usar criptocurrency si se toman las precauciones adecuadas.

También hay que estar atento a los fraudes denominados esquemas de Ponzi marcados como altcoins. Algunos de los más famosos son Bitconnect, OneCoin y Plexcoin.

Error humano

El error humano es un riesgo en cualquier estilo de vida. Pero en criptomonedas, es mucho más fácil cometer errores, y los riesgos son mayores.
Por ejemplo, si no tienes experiencia en operaciones, inversiones o FOREX, entonces los intercambios de criptomonedas pueden ser algo muy confuso.

Sin embargo está claro que servicios como Coinbase están diseñados para un novato. Sin embargo, si deseas diversificar y comprar algunos altcoins, tendrás que pasar a un servicio como Bitfinex (o uno de los otros principales plataformas de criptomonedas. Y ten en cuenta que ya es otra cosa, es otro nivel y tendrás que estudiar muy bien los pasos a realizar.

Es muy fácil hacer un pedido incorrecto por accidente, enviar las monedas a la billetera equivocada o incluso bloquear la cuenta por completo. Algunas transacciones comerciales construidas en la cadena de bloques ni siquiera tienen una función de restablecimiento de contraseña.

Por supuesto, también corres el riesgo de cometer errores humanos al administrar tus criptomonedas. Si pierdes tus claves privadas, es posible que no puedas acceder o utilizar tus activos. E incluso si utilizas una cartera de criptomonedas como un Ledger Nano S, perderla sigue siendo una posibilidad real si no tienes cuidado.

Aunque pensamos que estos problemas son los riesgos más pertinentes a los que se enfrentan los inversores que invierten por primera vez en criptomonedas, siempre hay más problemas a los que hay que prestar atención. Sobre todo, estate atento y asegúrate de investigar completamente cualquier moneda, intercambio o compañía antes de entregar tus activos a cualquier persona.

También te puede interesar:

Por Favor evalua el artículo