9 Películas en las que te deslizas en la piel de otro

9 Películas en las que te deslizas en la piel de otro

Con motivo del lanzamiento de Soul el 24 de diciembre en Disney, aprovechamos la ocasión para recordaros las películas donde las almas giran antes de aterrizar (a menudo) en un cuerpo extraño.

La película de intercambio de cuerpos se ha convertido en un subgénero cinematográfico completo, las películas para adolescentes más comúnmente originadas. Su trama, sin embargo, adquiere la apariencia de un cuento metafísico empujado, capaz de hacer temblar a los más grandes filósofos: uno vislumbra un alma dejando su envolvente carnal original para aterrizar en el cuerpo de otro, tiempo para aprender las lecciones necesarias de esta experiencia radical.

Soul de Docter (2020)

Joe Gardner (a quien Omar Sy presta su voz para VF) es un apasionado profesor de jazz universitario. Mientras se prepara para realizar su sueño, muere accidentalmente y el destino lo aterriza en el Gran Más Allá, un destino que tiene un extraño parecido con el paraíso y donde las almas se encuentran antes de dirigirse a una forma humana. Como en su anterior película Viceversa, Pete Docter continúa su apuesta para explorar terrenos metafísicos inesperados mientras mantiene el espíritu y el humor imparable de la firma Pixar. Soul promete ser la última buena noticia de este año, de un cine de todas las posibilidades que cuestiona brillantemente nuestra vida cotidiana

.

Goodbye Charlie de Vincente Minnelli (1964)

Con esta comedia adaptada de una obra de George Axelrod, Minnelli firma una película menor, pero demuestra que no ha perdido su sentido del ritmo y la extravagancia.

Un productor sorprende a su esposa con otro y le dispara. Sin embargo, pasó por la ventana de un barco, el amante pronto reaparece como una bonita rubia (Debbie Reynolds) que luego decide vengarse de su asesino, bajo los ojos desconcertados de un viejo amigo (el excelente Tony Curtis).

I Are You, You Am Me de Nobuhiko Ibayashi(1982)

Nobuhiko Obayashi nunca ha tenido miedo de ser etiquetado como marginal. Acercándose a un estilo más convencional a principios de la década de 1980, decidió darle vida a su historia de aprendizaje adolescente. En su disfraz de comedia, esta adaptación de la novela de Hisashi Yamanaka cuestiona brillantemente los roles de género de una sociedad japonesa muy conservadora.

 

En el camino de regreso de la escuela secundaria, Kazumi y Kazuo caen cerca de un templo y se encuentran atrapados en los cuerpos del otro. Gracias a las dos inolvidables actuaciones de sus jóvenes actores, el cineasta explora -tanto a través del humor como del drama- la búsqueda de su propia identidad sexual.

Big de Penny Marshall (1988)

Más allá de la comedia convencional, Big ofrece una mirada nostálgica a la infancia y una irresistible inmersión en la década de 1980, a golpe de máquinas arcade y piano electrónico gigante .

Un referente sin duda que le dio notoriedad a Penny Marshall, la primera directora en recaudar más de 100 millones de dólares para una película en los Estados Unidos. Y que permitió a Tom Hankss revelar sus talentos cómicos y ganar un Globo de Oro.

Una rubia muy dudosa, Blake Edwards (1991)

Conocido por su humor cáustico, el famoso Blake Edwards despliega un escenario alegre para su penúltima película: un playboy macho (Perry King), macho a voluntad, es asesinado por tres antiguas conquistas durante una final. Teniendo la oportunidad de entrar en el paraíso si encuentra a la mujer de su vida, acepta regresar a la tierra. Pero Satanás se involucra y aquí está de vuelta en una gran rubia deliciosa (Ellen Barkin). En esta nueva versión de la película Minnelli, el cineasta juega con estereotipos de género, una reflexión ya excavada en sus muchos otros largometrajes.

Una rubia muy dudosa

Cara a cara de John Woo (1997)

¿Qué podría ser más culto que la reunión cara a cara de John Travolta y Nicolas Cage? John Woo no le teme al ridículo, es bien conocido. Para su tercera película en Hollywood, reúne a las dos estrellas en una narrativa delirante: un agente del FBI intercambia su rostro con el de su peor enemigo, un terrorista psicópata, con el fin de encontrar a su hermano y la ubicación secreta de una bomba. Una vez iniciada, la película se acelera en una carrera nerviosa, pero todavía contiene sus inevitables tiroteos a cámara lenta

Como ser John Malkovich (1999) de Spike Jonze

Hay muchas técnicas ideadas para habitar el cuerpo de otra persona. Lejos de las sesiones de espiritismo o milagrosos rayos, Spike Jonze decide instalar una pequeña puerta detrás del gabinete de la oficina de un servidor público. No es Alicia quien descubrirá el País de las Maravillas, sino un titiritero fallido (John Cusack) quien accederá al cerebro del comediante John Malkovich. Empujando el delirio hasta el final de la historia, los protagonistas lo ven como una oportunidad para hacer florecer un negocio: ¿quién no pagaría por ser otra persona durante unos quince minutos?

Ponte en mi lugar de Mark Waters (2003)

No menos culto, la película adolescente Ponte en mi lugar – remake de Crazy, Crazy, Crazy Friday (1977), de Gary Nelson, adaptada de la novela de Mary Rodgers, ha traumatizado a más de una generación de adolescentes con su concepto: intercambiar tu cuerpo con el de su madre. Si la primera película vio a Barbara Harris y Jodie Foster chocar, esta vez fue la sulfurosa Lindsay Lohan la que tuvo que encajar en el sastre de Jamie Lee Curtis.

 

Your Name de Makoto Shinkai (2016)

Dos adolescentes japoneses sueñan, sin conocerse, con la vida del otro. Una mañana, definitivamente cambiaron sus cuerpos. Un gran éxito en la taquilla japonesa, la película animada de Makoto Shinkai colocó a su autor en el mismo rango que un tal Miyazaki (la película que supera a Viaje de Chihiro en taquilla).

Tu nombre. Revive las preguntas planteadas por su predecesor, I Are You, You Am Me en 1982, sobre los estereotipos de la sociedad japonesa. Sin embargo, decide llevar a sus personajes más lejos, en el telón de fondo del apocalipsis, y luego se involucra en una reflexión real sobre el espacio y el tiempo. Gracias a una estética sublime llevada por los diseños de paisajes grandiosos, de buen grado nos entregamos al lirismo y romanticismo flor azul adolescente.

 

0 0 votes
Puntuación de la entrada
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
A %d blogueros les gusta esto: