5 gatos fueron suficientes para interrumpir el rendimiento de Starlink, el sistema de internet satelital de Elon Musk

Lanzado hace poco más de un año en los Estados Unidos y ahora disponible en 24 países alrededor del mundo, Starlink ahora tiene 145,000 clientes. Un gran comienzo para el sistema de Internet satelital de SpaceX, que promete una conexión de muy alta velocidad (entre 50 y 150 Mbit/s en la actualidad) en todas partes de la Tierra. Pero parece que unos pocos felinos pueden ser suficientes para socavar el sistema.

“Starlink funciona muy bien hasta que los gatos descubren que el plato emite un poco de calor cuando hace frío. Esta es la observación redactada el pasado 31 de diciembre -y retransmitida por muchos medios desde entonces- por Aaron Taylor, un usuario de Twitter que se suscribió al sistema de Internet por satélite de SpaceX.

Acompañó su tuit con una foto en la que efectivamente vemos a cinco gatos reunidos en una antena parabólica sobre un techo nevado. El internauta explicó entonces que la presencia de felinos afectó la calidad de la conexión, interrumpiendo la transmisión de películas y “ralentizando todo”.

Debido a una función diseñada por los ingenieros de SpaceX

En sus tuits, Aaron Taylor indicó que los gatos tienen un refugio calefaccionado con agua y comida, pero prefieren el plato Starlink. Por lo tanto, se instalarían allí de forma totalmente voluntaria y no por necesidad. “Cuando se pone el sol, regresan a su casa”, dijo.

A priori, esta atracción de los gatos por el objeto Starlink se debería a una función de “autocalentamiento” del plato, diseñado para derretir la nieve. En 2020, los propios ingenieros de Starlink informaron sobre sus esfuerzos para “mejorar la capacidad de derretir la nieve” para evitar que las condiciones climáticas afecten el rendimiento del sistema.

Obviamente, no habían pensado en cómo atraería a los animales. Y no solo los gatos, ya que otro internauta afirmó que un pájaro también había afectado la calidad de su conexión, foto de apoyo.

El jefe de SpaceX, Elon Musk, un ávido usuario de Twitter, aún no ha reaccionado al asunto.